Bienestar

Beneficios de la vuelta al trabajo después de vacaciones.

¿Existe de verdad el síndrome post-vacacional?

Hoy hemos podido comprobar en numerosos sitios web que estamos inundados de noticias sobre las soluciones del síndrome post-vacacional, pero al intentar recopilar unos prácticos consejos para la vuelta de vacaciones nos hemos encontrado con otras tantas noticias que dicen lo contrario, y aprovechando un reciente estudio publicado sobre los efectos del trabajo merece la pena repasar unos cuantos conceptos.

Según Adecco el llamado síndrome o depresión postvacacional es un síntoma que se produce durante el proceso de transición entre el tiempo de ocio y la vuelta al trabajo, donde el entorno laboral juega un papel elemental. Si el entorno es negativo -donde predominan las malas relaciones entre compañeros, las tareas repetitivas y los jefes poco motivadores-, el trabajador encontrará mayores dificultades a la hora de reincorporarse.

Pero lo cierto es que este síndrome no está aceptado internacionalmente como una enfermedad. Una vuelta progresiva a la normalidad tras las vacaciones permite que nos adaptemos mejor a la rutina”.

Según MAPHRE Salud, no existe consenso en la sociedad científica sobre la definición exacta o la existencia real de este “síndrome postvacacional”, pero se considera que es producto de que en gran parte de nuestro entorno el trabajo se tiene por una actividad negativa, obligada y sacrificada; en las sociedades en que se considera el trabajo como algo creativo, con sentido por sí mismo y digno para el ser humano, el estrés postvacacional prácticamente no existe.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el estrés que provoca el trabajo, aunque también tiene efectos beneficiosos, según un informe realizado de forma conjunta por la Sociedad para el manejo de recursos humanos (Society for Human Resource Management) y la Sociedad para la Psicología Industrial y Organizacional (Society for Industrial and Organizational Psychology-SIOP), el trabajo tiene un amplio impacto en el bienestar de las personas, influyendo significativamente no sólo en su vida laboral, sino también en varios aspectos de su vida personal, tales como la relación de pareja o el rendimiento escolar de sus hijos.

En relación con los beneficios del trabajo, según señala el documento, éste puede generar estados emocionales positivos, una afirmación que avala la evidencia al indicar que el bienestar no es simplemente la ausencia de experiencias negativas –tales como el estrés o la ansiedad-; de hecho, una condición fundamental para el bienestar psicológico no es sólo la ausencia de experiencias negativas, sino la frecuente aparición de las positivas (Diener, 1984; Seligman & Csikszentmihalyi, 2000), que se traducen en beneficios individuales y organizacionales. Estudios realizados en esta línea evidencian cómo el incremento de la felicidad se asocia con una mayor productividad, y las experiencias emocionales positivas más frecuentes en el lugar de trabajo se relacionan con mayores calificaciones de desempeño y alta colaboración con los compañeros (Lyubomirsky, King y Diener, 2005).

Así que sigamos potenciando políticas y acciones que mejoren nuestro entorno del trabajo. Ya sabes que en Boralia podemos ayudarte.

Podéis ver el documento completo disponible en inglés a través del siguiente enlace: The Bigger Picture of Employee Well-Being: Its Role for Individuals, Families and Societies

Feliz vuelta de vacaciones.

Equipo de Boralia RRHH

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail