Absentismo

La gestión del absentismo.

Según los datos publicados en 2017  el absentismo crece cada año en las empresas de forma progresiva desde 2009, y de forma diferente según el sector. Los datos respaldan la existencia del absentismo en las empresas, aunque las encuestas actuales se centran sobre todo en la medición de las ausencias por Incapacidad Temporal.

En Boralia llevamos mucho tiempo estableciendo planes de gestión del absentismo en las empresas clientes, del que derivan acciones específicas para disminuir los datos que cada empresa obtiene año tras año. Tenemos claro que hay que mejorar  las políticas de Recursos Humanos en la empresa. Y sabemos hacia dónde hay que orientarlas.

En nuestra experiencia trabajando en absentismo encontramos diferentes problemas e inconvenientes para su gestión. En primer lugar, la propia defición del absentismo en cada caso concreto y el análisis de la información que arrojan los datos. Además nos encontramos muchas preguntas en los departamentos de Recursos Humanos: ¿Es el enfoque tradicional el correcto? ¿Qué tenemos que hacer para establecer la hoja de ruta de gestión del absentismo?, ¿Cuáles son los niveles normales de absentismo en la empresa? ¿Y los umbrales máximos aceptables? ¿Cómo está mi sector al respecto?

También nos escontramos con problemas en la recogida y tratamiento de los datos y con la inexistencia de indicadores para la medición periódica del absentismo.

Nuestro equipo de Boralia RRHH apuesta por ampliar la visión del fenómeno del absentismo y tratar de encontrar nuevos enfoques que permitan reconducir los indicadores de absentismo a cifras gestionables y aceptables. Cada empresa es un caso único y debe ser tratado como tal, aunque siempre tendremos los datos generales de absentismo y las estadísticas como referencia.

En lo que estamos de acuerdo con nuestros clientes es que es un proceso difícil de tratar y gestionar, que afecta a la productividad y merma la motivación tanto de los directivos como de los empleados. También estamos de acuerdo en que las soluciones deben ser abordadas de manera personalizada, y que las buenas prácticas existentes hoy en dia en numerosos manuales publicados hay que evaluarlas previamente a su implantación, porque puede que las medidas que una empresa esté tomando no sean las adecuadas.

De forma muy resumida, los pasos a seguir para poner en marcha un serían los siguientes:

– Definir el absentismo, diferenciando los tipos y causas.

– Asignar responsables en la gestión del absentismo y establecer el mapa de agentes que intervienen en el mismo, sean internos o externos a la organización.

– Analizar los datos y tipos de ausencias en la empresa, intentando corregir serie de datos anteriores a la implantación del Plan.

– Elaborar indicadores de medición del absentismo.

– Elaborar el plan de acciones de gestión del absentismo.

Y siempre terminar realizando un seguimiento y evaluación del cumplimiento del plan y medición de resultados.

Si quieres más información al respecto no dudes en escribirnos.

 

El equipo de Boralia RRHH

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail